Uno de mis mazos favoritos es El Tarot del Fuego, del artista Ricardo Cavolo. Una baraja expresiva y llena de color que hoy analizaremos en profundidad.

El editor: Fournier

Naipes Heraclio Fournier, S.A. cuenta con larga experiencia en la producción de naipes. Comenzaron en 1870 y la cuota de mercado de sus productos es del 35%. Es muy probable que si tienes cartas en casa, ellos las hayan diseñado.

Más allá de la enorme experiencia, les abalan el cuidado que ponen en los naipes y los materiales empleados, donde prima la calidad. Sus barajas han sido diseñadas para durar.

tarot del fuego ricardo cavolo

Los tarotistas sabemos valorar la resistencia de un mazo, ya que el uso continuado acaba por deteriorarlos. No sé a vosotras, pero a mí no me gusta la idea de sustituirlo cada dos por tres. Los mazos de Tarot se cargan de energías concretas que es una pena desperdiciar.

Pienso que, a más tiempo pasas con las mismas cartas, más efectivas son como herramienta de reflexión.

El autor: Ricardo Cavolo

Ricardo Cavolo (Salamanca, 1982) es un artista de estilo reconocible. Sus ilustraciones están cargadas de energía, con personajes repletos de detalles simbólicos, a medio camino entre el naif y el vintage de los tatuajes antiguos.

Los tatuajes presentes en los arcanos son una herramienta de trabajo a través de la que narrar historias dentro de la historia contenida en la ilustración.

ricardo-cavolo
(c) Ricardo Cavolo

Su obra también se caracteriza por los colores intensos que puede llegar a desplegar. Los rojos y amarillos siempre están presentes, y más en el Tarot del Fuego, donde las llamas son las protagonistas de la mayoría de arcanos.

Ricardo tiene un estilo vital, cargado de fuerza, modernísimo sin alejarse de la tradición. No sorprende el éxito de sus publicaciones, así como las colaboraciones con diseñadores como Custo.

Descripción del Tarot del Fuego

Como todos los productos de Fournier, el packaging del Tarot del Fuego es impecable. Caja resistente que, ya desde un primer momento, transmite el carácter de la baraja.

El interior presenta el clásico librillo con descripciones simbólicas de los arcanos, adaptados de un tarot de Marsella, mazo en el que se basó Ricardo.

tarot del fuego ricardo cavolo

Da gusto manipular unos naipes de tacto satinado. Este detalle es subjetivo, ya que algunas de vosotras me habéis comentado que preferís una superficie que recuerde más al cartón. En este caso, el satinado le otorga un ligero brillo que realza los colores.

En cualquier caso, son cartas resistentes y todo apunta a que os durarán muchos años, sin importar el uso que les deis.

El imaginario de Ricardo Cavolo está presente en todos los arcanos de El Tarot del Fuego, con personajes de múltiples ojos y llamas que podéis tener en cuenta en vuestras predicciones. Esta multiplicación de ojos recuerda a las representaciones religiosas orientales, donde las gestualidad y los sentidos son tan importantes.

Otra de las ventajas que lo asemejan a la baraja Rider-Waite es la personalización de los arcanos menores, de ahí que interpretarlos sea más sencillo. Como ocurre con los arcanos mayores, algunas ilustraciones no se corresponden al 100% con la interpretación. Sin duda, pondrán a prueba vuestra intuición.

Aspectos a favor del Tarot del Fuego

El Tarot del Fuego es una baraja fresca y original, idónea para las personas que gustan de naipes vistosos. Se aleja del clasicismo que acompaña a los mazos más populares, de ahí que atraiga a las nuevas practicantes del tarot.

Como decía, cuenta con un simbolismo algo complejo pero, por otra parte, es un imaginario fácilmente reconocible. Algunos signos remiten a otras culturas, así que se aleja del eurocentrismo de un Waite y un Marsella.

La gestualidad de los personajes, la multiplicidad de ojos y las llamitas que pueblan los naipes convierten este tarot en una herramienta de visión y transformación poderosa.

Los ojos invitan a ver más allá de las apariencias y el fuego a abrazar el cambio.

Aspectos en contra del Tarot del Fuego

El principal obstáculo que los iniciados en el Tarot pueden encontrar con esta baraja es la dificultad para desentrañar todo la simbología presente en las cartas. Pienso que con un poco de práctica te puedes acostumbrar.

Otra opción es dejar en segundo plano los elementos con los que no conectes. Recuerda que en la cartomancia no hay nada escrito.

Las dimensiones del mazo son las de una baraja clásica, quizá incluso más pequeñas. Los aficionados al Tarot somos más de naipes grandes, así que puede recordarnos más a un tarot de bolsillo que una baraja con la que atender a los consultantes.

Las dimensiones de la baraja suponen una reducción de las ilustraciones. Aunque mantienen los detalles, la concentración de estos puede llegar a ser abrumadora. Es más, contornos y colores se resienten ligeramente. Sin duda, al Tarot del Fuego le habrían sentado bien unos centímetros más.

Conclusiones

El Tarot del Fuego nos encanta. Personalmente, yo lo empleo mucho, ya sea para meditaciones personales o en consultas de tarot vivencial.

Aunque lleva cierto tiempo en el mercado, es un mazo que siempre parece a la última. Sin duda, un acierto de Fournier y, sobre todo, de su creador, Ricardo Cavolo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.