El narcisismo es una problemática grave en nuestra sociedad, en especial tras el advenimiento de las redes sociales. Estas han potenciado el ego de algunas personas hasta límites estratosféricos.

Y ya sabemos que más allá de la estratosfera hay astros de todo tipo. El Sol como rey de todos ellos.

Hoy quiero reflexionar sobre la simbología en torno al Sol y concluir con su relación con el Tarot, pues ya sabéis que uno de los arcanos mayores centra su significación en él.

Simbología alrededor del Sol

simbología del sol
Photo by Olivier Fahrni.

El Sol es uno de esos símbolos que nos acompañan desde tiempos inmemoriales.

Según la cultura, adopta diferentes formas, todas ellas dominadas por una poderosa dualidad.

El sol destruye tanto como vivifica. Es complejo detectar sus límites.

Para algunos es señal divina, ya sea un ojo que todo lo ve o el propio Dios Omnipotente. De ahí sus conexiones con la realeza en culturas como la egipcia y la japonesa. También juega un papel importa en civilizaciones guerreras, como héroe que conquista a las sombras primigenias.

El sol es símbolo de vida, de fecundidad, de intelecto. Sin él no existiríamos. Aunque hay que tener en cuenta que un exceso de sol tiende a ser peligroso.

Aunque sea un símbolo fuerte e independiente, establece un diálogo constante con la luna y sus propios simbolismos. El más destacado, la dualidad masculino/femenina, luz/oscuridad, materia/alma…

El Sol del Tarot

En el tarot, el Sol es una carta benigna. Simboliza al verano, al sol que reconforta, siendo la pareja presente en la ilustración los principales beneficiados de sus rayos.

Los gemelos, aparte de relacionarse con la constelación de Géminis, recuerdan a los muchos hermanos míticos del pasado. Son fuerzas en polaridad que, de unirse, alzan civilizaciones.

Otras versiones de esta carta muestran a un niño a caballo, con un campo de girasoles de fondo, flor muy vinculada al ciclo solar por su comportamiento ante la luz.

El sol del Tarot es abundancia, es salud, es prosperidad en todos los sentidos. Es especialmente bueno cuando aparece como conclusión a una lectura.

En lectura inversa, el Sol simboliza todo lo contrario. Aquí es donde identifico el narcisismo, el egoísmo y todos esos defectos que adolecen las personas que se quieren en exceso.

Aplicación a una tirada de Tarot Vivencial

La presencia del Sol en nuestras lecturas de Tarot Vivencial depende, naturalmente, de cada consulta.

Su presencia suele reflejar un momento en el que hemos de convertirnos en el centro de nuestro universo. La persona dependiente debe recorrer caminos en solitario.

También es síntoma de un exceso de ego, en especial si la consulta gira en torno a nuestras relaciones sociales.

El Sol del Tarot se identifica con buenos momentos vividos, actuales o por experimentar. Es el punto álgido de un proyecto, de una relación.

Si en la misma consulta aparece la Luna, prestad atención a las polaridades, a los tira y afloja entre ambas cartas. Recuerda que, por mucho que representen a realidades opuestas, constituyen el mismo día.


Imagen de cubierta: The illuminated Tarot, de Caitlin Keegan

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.