El trabajo que realizamos en Tarot Vivencial con los arquetipos va más allá de las enseñanzas de Jung.

Porque los arquetipos son esencias de personalidad que vienen de lejos y que los seres humanos hemos trabajados en otras formas, como la mitología y el simbolismo.

La psicología emplea el mundo clásico para describir ciertos síndromes y complejos. Seguro que os suena el de Diógenes, Edipo y Electra. Disfunciones que, gracias a estas figuras, son comprensibles e incluso ayudan a trazar la terapia más adecuada para tratarlas.

Vinculación de la psicología con la mitología

La palabra psicología es un neologismo que proviene de las palabras griegas psico: “ψυχή”, “psique o alma”, y “logía”: “λογία”,  “estudio”). Podría traducirse como el estudio del alma, un concepto que en la actualidad representa a los procesos mentales y las sensaciones que definen el comportamiento humano, ya sea interior o externo, con la sociedad, con la raza o con la cultura.

mitología-y-tarot-terapéutico-2

Un detalle curioso es el símbolo empleado para definir a la psicología, la letra griega Ψ (Psi). Esta representa a una mariposa, insecto que suele vincularse con el alma, ya que, para los antiguos griegos, esta adopta tal forma al morir y abandona el cuerpo volando.

De ahí que Psique, la diosa, adopte forma de doncella con alas de mariposa.

Vinculación de mitología y Tarot

Encontrar relaciones entre mitología y Tarot resulta sencillo a simple vista. Incluso existen mazos de cartas que sustituyen a los arcanos mayores por figuras del ambiente clásico.

La ocultista Dione Fortune habla de estas correlaciones en su obra La Cabala Mística, donde cualquier panteón divino de la antigüedad puede extrapolarse con las cartas del Tarot y estas, a su vez, con los sefirots que protagonizan la práctica cabalística.

mitologia y tarot y cabala

¿Por qué? Porque todos esos dioses y héroes son representaciones arquetípicas y, como patrones básicos de la mente humana, pueden calzarlos personas de diferente procedencia, tanto geográfica como histórica.

Cómo vincular mitología y Tarot

En el caso de la mitología griega, es sencillo correlacionar arcanos con figuras míticas. Tenemos el ejemplo del arcano Muerte. La muerte y los problemas derivados de sus consecuencias son una constante en la civilización.

Casi todas, por no decir todas, las culturas cuentan con un Dios de los muertos de mayor o menor benevolencia. Para algunos es masculino, para otros femenino, para otros inmaterial… las opciones son numerosas.

mitologia y tarot

Para los arcanos mayores menos evidentes, tendremos que realizar un estudio de su simbolismo a través de los siguientes detalles:

  • Las cartas que hablan de relaciones tienen más papeletas para representar a dioses y diosas del amor.
  • Vinculación astronómica. El Tarot ya dispone de correlaciones con los astros, solo hace falta vincular los astros al Dios que le corresponde.

Usar diferentes mitologías con el Tarot

Lamentablemente, el grueso de este trabajo de concordancias se centra en el mitología griega. Lamentablemente entre comillas, porque el mito griego y romano quizá sean los más completos para desarrollar esta labor.

También son los más próximos. Somos una cultura mediterránea y sentimos mayor afinidad con los ritos nacidos en las orillas de nuestro mar, pero aun así no deberíamos descartar otras tradiciones.

Si nos hubiéramos cerrado a otras perspectivas, jamás habríamos conocido el poder de las runas o la saludable influencia del Yoga.

Emplear mitologías más distantes requiere mayor estudio. Los resultados pueden sorprenderte. Es posible que descubras patrones de comportamiento que tu entorno confunde y para otras culturas resultan la mar de normales.

Descubrir qué mito se relaciona con tu consulta

La mejor forma de identificar el mito que más se acerca a tu problemática es desgranar esta en conceptos.

Una discusión entre madre e hija resulta evidente. Los conceptos familia, progenitoras, hijas, femenino, etc. arrojan buen material para empezar a trabajar.

A partir de ahí, hay que centrarse en la problemática, porque, por seguir con los ejemplos, no es lo mismo una discusión centrada en las relaciones externas (mi madre no me deja ir con ciertas personas) que las internas (me discuto con mi madre por el carácter de mi padre). Cada opción dirigirá a un mito concreto.

Lo mismo ocurre con la mencionada Muerte. La muerte puede afrontarse de forma positiva o negativa, con miedo o sin miedo, con respeto por la propia o por los demás…

Además, evitad en todo lo posible las literalidades. Al vincular la Muerte con un mito mortuorio, no hablamos de muertes literales, sino de cambios. La mayor parte de los dioses de la Muerte primitivos son dioses de las cosechas, del ciclo de crecimiento y recolección. La propia muerte acostumbra a representarse con una guadaña de segar.

Fases de la vinculación con el mito

Antes de seguir, va bien indicar que las conclusiones de este ejercicio nunca son definitivas.

Como ocurre en las tiradas de tarot vivencial, el resultado evoluciona, varía cuando entran en juego nuevos factores o elementos que, por diferentes motivos, habías dejado en el tintero. Nunca una conclusión será definitiva.

Asignar roles

Una vez identificas el mito que más se ajusta a tu problemática, toca correlacionarlo contigo y otras personas o acontecimientos involucrados.

Amplía tus miras y no asignes roles como si fuera una obra de teatro. Uno de los protagonistas del mito puede relacionarse con objetos o con eventos. ¿Y si tus problemas giran en torno a dónde viajar en las próximas vacaciones? Tu pareja no está de acuerdo y salta el conflicto. Uno de los protagonistas del mito puede representar a ese destino conflictivo.

Este ejemplo me sirve para relativizar. Acostumbro a verlo: las personas tendemos a las grandes tragedias. El Tarot, el mito y otras prácticas también sirven para resolver pequeñas dudas diarias. No todo son discusiones o asuntos de vida o muerte.

Atender a la acción

En los mitos ocurren cosas. Los personajes toman decisiones, establecen relaciones con otros personajes y alcanzan conclusiones que solucionan o sentencian sus problemas.

Analiza estos comportamientos con lupa. Por ejemplo, si en el mito aparece el dios Zeus en su habitual actitud conquistadora, analiza qué tretas emplea para seducir a la protagonista. Compáralas con otras apariciones del dios en el mito. ¿Fue sutil, fue directo, manipulador quizá? Anota esos detalles porque también pueden correlacionarse con las decisiones que tomas.

Atender a los detalles estáticos

Cuando hablo de detalles estáticos, me refiero a las descripciones que puedan aparecer en el mito. Habitualmente, las mitologías van al grano, son parcas en descripciones, pero sí que es cierto que recurren a epítetos o plantean escenarios concretos que se deben tener en cuenta.

Héroes rápidos, heroínas orgullosas, montañas míticas, presencia de plantas o árboles concretos… Cada elemento añade nuevos símbolos al acertijo. Tenlos en cuenta porque en alguno de ellos se encuentran parte de las respuestas que buscas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.