Al principio de una relación todo son dudas, por eso comienzo esta nueva sección sobre meditación con el tarot con uno de los temas que más os preocupan. Espero que estos consejos os sean de ayuda.

Para empezar, explicaré en qué consiste la meditación con el tarot. Existen muchos procedimientos, pero aquí emplearemos el de observar detenidamente una carta concreta y abrir la mente a los simbolismos que ésta contiene.

Para reflexionar sobre el principio de una relación emplearemos el Dos de Copas, un arcano idóneo para aquellas personas que quieren iniciar una relación de pareja con una persona que les complemente.

Primeros pasos en la meditación con el tarot

El primer paso durante la meditación con el tarot será construir un entorno relajado. Corre las cortinas o baja la persiana en caso de exterior luminoso e ilumina la habitación en la que te encuentres con velas. También puedes encender una barrita de incienso que sea de tu gusto para favorecer la relajación.

La superficie en la que deposites la carta también es importante, pues existen una serie de colores que favorecen mejor a la práctica. Lo importante es que estés cómoda.

Meditando con el Dos de Copas

El Dos de Copas es una carta saludable para las relaciones que aspiran a ser duraderas. Para la meditación, emplearé un mazo Rider-Waite, ya que me gusta la riqueza de las imágenes.

En la carta vemos a una pareja sellando un compromiso. Siguen la tradición del intercambio de copas. Observa la carta durante diez o quince minutos hasta que te familiarices con todos los detalles. Si eres una persona inquieta te será más difícil, pero es parte del ejercicio, mantener la atención hasta un punto en el que la carta te ofrecerá las respuestas que buscas.

Algunas respuestas que obtenemos del Dos de Copas

  • La dualidad y la simetría de la carta te permitirán concentrarte en la pareja. En nadie más. Por eso esta meditación no sirve a aquellas relaciones que implican a terceras personas, como exparejas u otros pretendientes.
  • Cuando mires las copas, de color amarillo, piensa en qué le ofreces a la otra persona y qué esperas encontrar en ella.
  • Examina los colores de las prendas. El blanco es pureza, el azul reflexión tranquila… todos los colores tienen algo que decir. ¿Cuál te representará mejor?
  • El león alado ejerce de juez en este principio de una relación. Reflexiona sobre el entorno, en cómo se tomará la familia y los amigos la llegada de este nuevo amor.
  • Fíjate la casita del fondo, representa a la relación que quieres construir. Reflexiona sobre cómo sería esa casa, qué materiales emplearás, cuál sería el diseño ideal… Si en tu mente aparece endeble, quizá esta persona no sea tu amor definitivo. Si el hogar se manifiesta fuerte, no podrías estar más determinada.

 

Cada persona obtendrá interpretaciones distintas de la carta. Piensa que el tiempo que dediques a ella puede ofrecer mejores respuestas. Si quieres, puedes anotar las sensaciones que experimentes durante la meditación con el tarot y reflexionar más tarde sobre ellas. Este ejercicio de atención e imaginación abre las puertas a resultados fascinantes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.