Reflejados en sus palos, los 4 elementos del tarot son símbolos de indudable influencia en una lectura de cartas. Cada uno representa a un aspecto de la realidad y una fuerza de la naturaleza que la humanidad no ha doblegado y, si lo ha hecho, siempre con condiciones.

Apuntes generales sobre los 4 elementos del tarot

Para el lector occidental, la tradición dice que los elementos son 4: el agua, el fuego, el aire y la tierra. Para otras culturas, esta cifra llega a cinco, como en el caso de la china, donde a la triada tierra, agua y fuego se suman el metal y la madera.

Pero nos centraremos en los 4 que conocemos, ya que se corresponden con cada grupo de arcanos menores que pueden encontrarse en una tirada del tarot.

La tradición platónica apunta a la capacidad transformadora de los 4 elementos. No se conquistan entre ellos, más bien mutan de uno a otro, como el carácter. De ahí que vayan tan bien al tarot para definir estados mentales concretas en el tiempo.

Los 4 elementos también corresponden a los cuatro temperamentos: el agua representa al linfático, la tierra al bilioso, el aire al sanguíneo y el fuego al nervioso.

En cualquier caso, los elementos en su conjunto se relacionan con la vida. Su propio número, el 4,  simboliza la construcción sólida, el edificio material.

Los 4 palos del Tarot

Los 4 palos del Tarot son de sobras conocidos: los bastos, los oros o pentáculos, las espadas y las copas.

Todo un cuerpo simbólico gira en torno a ellos, abreviado en la siguiente relación:

  • Bastos—Fuego
  • Espadas—Aire
  • Copas—Agua
  • Oros—Tierra

Igualmente, su aparición en una lectura de cartas adivinatoria evocará lo siguiente:

  • Bastos—Trabajo, proyectos y relacionados.
  • Espadas—Conflictos, ideas.
  • Copas—Emociones, amor.
  • Oros—Dinero, negocios, valores.

Sobre el palo de bastos

Al estar vinculados al fuego, el palo de bastos también se asocian a los signos zodiacales de fuego: Aries, Leo y Sagitario. Existe una ineludible relación con el verano, con el sol, con la energía que genera acción.

elementos del Tarot 5

El palo de bastos en una tirada del tarot simboliza acción instintiva, espiritual, el conjunto de decisiones que implican un movimiento.

Los bastos están en relación con el símbolo del bastón, la varita, de ahí la “magia” que obran para que ocurran cosas. El bastón es el arma primitiva de muchos héroes, en diferentes culturas; también es señal de tutoría; y, sobre todo, de apoyo, ese tercer pie al que recurren las personas en su vejez.

La fertilidad también está en relación directa con el fuego y el palo de bastos. Existe una tendencia a comparar el basto con el falo. La frotación entre dos palos genera la llama.

Sobre el palo de espadas

Las espadas cuentan con una simbología militar ineludible, de la virtud y la bravura que acompañan a las castas guerreras.

La metáfora del doble filo habla de protección y destrucción por igual, donde la espada es herramienta y el portador el auténtico responsable de las acciones que se hagan con ella.

elementos del Tarot 3

El relámpago también suele asociarse con las espadas a través del brillo que emiten. En la tradición bíblica e hinduista, las espadas también pueden ser de fuego, combinando dos elementos en uno.

Pero, principalmente, el palo de espadas se asocia con el aire. También a la acción, aunque de forma distinta al palo de bastos. En este caso, la acción surge del intelecto, del pensamiento medido.

En sí, las espadas en el tarot son vistas como situaciones de conflicto, aunque también de cambio nacido de la acción.

Al relacionarse con el aire, es afín a los signos astrológicos de Géminis, Libra y Acuario. También con el punto cardinal del Oeste y la estación de la Primavera.

Sobre el palo de copas

Entre los simbolismos más extendidos alrededor de las copas se encuentran el de vaso de la abundancia y el de bálsamo de la inmortalidad.

Numerosos héroes han aspirado a beber de cálices sagrados que les dotarían de grandes poderes o incluso les librarían de la muerte. Las copas trabajan sobre la dualidad vida/muerte.

Entre sus aspectos vitales, hay quien las compara con el seno materno del que mana la leche. En la India, este néctar sería el soma, en vinculación directa con el creciente lunar.

elementos del Tarot 2

Cuando no es leche, son bebidas espirituosas. El caso que mejor conocemos es el del graal, que recoge la sangre de Cristo y, por lo tanto, como otras reliquias relacionadas con el redentor cristiano, adquiere carácter sagrado.

En el tarot, el palo de copas representa al elemento agua. Trabaja sobre las emociones y los sentimientos, por lo que sus interpretaciones serán de gran ayuda en consultas de tarot del amor.

Entre los signos zodiacales que se asocian a este palo, tenemos a Cáncer, Escorpio y Piscis.

La relación con el elemento líquido hace de las copas con todas esas emociones que pueden contenerse o desbordar. El fluir de los pensamientos, de la imaginación, de las fantasías en general.

Por otra parte, como apunte, decir que también se vincula con la estación del otoño.

Sobre el palo de oros

Los oros, o pentáculos en la tradición anglosajona, presentan una doble simbología de escoger entre una u otra palabra.

Los pentáculos son los sellos mágicos que se imprimen sobre un pergamino virgen en los tratados de magia. Está hecho de con piel de macho cabrío o se graba sobre metales preciosos como el oro y la plata.

Esta segunda práctica entra en relación con nuestra visión de los oros.

Interesa la reunión en un mismo símbolo de figuras geométricas y otros caracteres. Se los relaciona con diferentes esferas invisibles de la realidad.

Los oros en el tarot son pura materialidad. Se les asigna las interpretaciones monetarias, laborales o de propiedad, con una especial asociación hacia el elemento tierra, el punto cardinal del norte y la estación invernal, al igual que los signos de Tauro, Virgo y Capricornio.

Si buscas concreción en una lectura, el palo de oros es el adecuado. Toda acción mesurable entra dentro de su influencia, en especial cuando trabajan con el “yo”, con la autoestima, con los logros y fracasos.

Los oros llegan con el esfuerzo, con las decisiones trascendentes. Simbolizan el premio o la pérdida tras la toma de decisiones.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.