Los detractores del tarot han encontrado en el efecto Forer un arma de desprestigio. Ya no solo desprestigio hacia el tarot, también hacia la astrología y otras artes adivinatorias que especulan sobre el destino del consultante.

Y si bien el efecto Forer es, en su mayor parte, una certeza, también exhibe lagunas que echan por tierra parte de las acusaciones de falacia que nos llegan en su nombre.

Qué es el efecto Forer

El efecto Forer recibe su nombre del psicólogo Bertram R. Forer, cuyos experimentos derivaron en el efecto de validación subjetiva. Este estudio demuestra la susceptibilidad del grueso de la población a tomar como suyas descripciones de la personalidad que, en realidad, son vagas y generales.

bertram forer efecto forer

Forer entregó a sus estudiantes un test de personalidad cuyo resultado debían puntuar a posteriori. A todos les proporcionó el mismo resultado, sin que ellos lo supieran, y así, a la hora de medir de 0 a 5 el acierto de éste, concluyeron que el resultado les describía en un 4.2 de promedio.

Casi todos estuvieron de acuerdo en que frases como “tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren” o “a veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado.”

El efecto Forer concluye que las personas tendemos a considerar acertadas las descripciones de nuestra personalidad vagas y generales.

Por qué funciona el efecto Forer

Estudios posteriores han ampliado los factores y las variables que activan el efecto Forer.

Uno de ellos es que la descripción de la persona enfatice los rasgos positivos frente a los negativos.

Otro de vital importancia es que el consultado crea en la autoridad de la persona que ofrece la descripción, ya sea un psicólogo o vidente.

En ambos casos, estos rasgos explican, en parte, la universalidad del efecto Forer.

Aspectos discutibles del efecto Forer

El efecto Forer no es el único factor que justifica la aceptación o no de una tirada de tarot. Existen más, relacionados con los sesgos confirmatorios y los prejuicios cognitivos, estudiados desde hace tiempo por la psicología.

Con esto no quiero decir que en esas lagunas de investigación justifiquen la videncia y las prácticas de un sector del oficio en el que predomina la charlatanería y el beneficio económico.

En los huecos que la ciencia no completa se encuentra la necesidad de un sector de la población a establecer su propio sistema de creencias, sea de mayor o menor validez. Lo importante es salirse del circuito de lo que Kant, el filósofo, llamaba la minoría de edad del ser humano, nuestra predisposición a que maestros, consejeros y dirigentes dicten lo que debemos hacer en cada momento.

Por otra parte, ¿qué tiene de malo que la gente asuma como propios los rasgos positivos de una predicción?

En la actualidad, proliferan todo tipo de disciplinas, oficiales y alternativas, que apuntan a la felicidad, a la estabilidad de nuestros sentimientos. La inteligencia emocional, la PNL, el mindfullness… El objetivo de estas prácticas es ayudarnos a entender las reglas de un mundo cambiante tanto en reglas como en sentido.

El ser humano ya sabe de dónde viene el dolor. También merece saber de dónde procede la felicidad.

Aprovechar el efecto Forer en una tirada de tarot vivencial

Algunos aspectos del efecto Forer también pueden ser útiles en una tirada de tarot vivencial. Esa predisposición de la persona a creer en los aspectos positivos de la consulta hablan de su receptividad.

Esta indicará lo siguiente:

  • La persona es una devota de la adivinación, por lo que rápidamente querrá trasladar sus preocupaciones al futuro en lugar de mantenerse en el presente o, como mucho, evocar experiencias pasadas.
  • Presenta excesiva confianza en tu juicio. El tarot vivencial aspira a romper esquemas preconcebidos, no a sustituirlos por los del tarotista.
  • El consultante busca reafirmarse en sus problemas. En lugar de aferrarse a los aspectos positivos, reafirma el problema gracias a los negativos. La idea tras la consulta es construir, no estancarse.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.