La resiliencia es la capacidad que los seres humanos tenemos para superar las adversidades. Hoy exploraremos como cultivar la resiliencia gracias al Tarot, pues también es posible.

La resiliencia es un término muy común en la psicología que, en las últimas décadas, se ha vuelto popular gracias a prácticas como la inteligencia emocional, el coaching y la PNL.

Las personas resilientes presentan unas características muy cercanas a las que requeriría un profesional de la adivinación.

La resiliencia se basa en establecer vínculos con otras personas, algo necesario en la práctica de la cartomancia. Ya seas un vidente presencial, online o telefónico, el contacto con la otra persona es clave.

Confiar en que las crisis se pueden superar es una de las máximas del Tarot. Recuerda que acudimos a las cartas para solucionar problemas y ver más allá del presente.

Aceptar el cambio es otra de las claves de la resiliencia. En el Tarot, el cambio se manifiesta en arcanos como la Muerte o en las interpretaciones de ciertos arcanos menores al inverso.

Cultivar la resiliencia gracias al Tarot también se obtiene al avanzar hacia las pequeñas metas en lugar de desbordarnos con los objetivos grandes. Aplicado a la adivinación, encontramos este consejo en el funcionamiento de las preguntas que formulamos a las cartas, que van de lo concreto a lo general.

Conocerse a uno mismo ayuda a potenciar la resiliencia, así que preguntar a las cartas regularmente es un ejercicio perfecto para mejorarla. Al fin y al cabo, el Tarot es una herramienta de autoconocimiento, nuestro y de nuestra relación con los demás.

La resiliencia también se alimenta del instinto, algo que cada uno tenemos en diferente grado y que para el lanzamiento de cartas resulta fantástico.

La perspectiva que requiere la resiliencia aparece en la carta incluida en la mayoría de consultas donde se hace balance de la situación. La síntesis que apunta hacia la solución del problema.

Como no, la actitud positiva también es importante. En ocasiones, y dependiendo del drama que vivas, será más difícil. Aun así, nunca te alejes de las buenas vibraciones.

Como veis, cultivar la resiliencia gracias al tarot no presenta grandes dificultades. Seguro que muchas de vosotras ya cumplís con la mayoría de puntos. ¿Y qué tal os sienta? Apuesto a que estupendamente.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.