Dedicarse a la lectura de cartas o ser aficionados al Tarot no está del todo bien visto en nuestra sociedad, que acostumbra a ver esta práctica como un ejercicio supersticioso y oscuro. Aun así, existen muchas formas de integrar el Tarot en tu día a día discretamente y así sentirse mejor con uno mismo.

A mí me ocurre en ocasiones. No sé cómo explicar la faceta del Tarot. ¿Os ocurre lo mismo? Algunas personas se la toman con escepticismo, otros como una excentricidad, y solo unos pocos, aquellas personas que conocen el potencial de la lectura de cartas, respetan el trabajo que hago.

Integrar el Tarot en tu día a día es más sencillo de lo que parece

Existen muchas formas de integrar el Tarot en tu vida cotidiana. Entre las más discretas y satisfactorias tenemos:

Escoger una carta al levantarte

Cada mañana, baraja el mazo y selecciona un arcano al azar. Llévalo contigo durante toda la jornada y piensa regularmente en él. Busca relaciones entre la carta y la realidad que te rodea, un ejercicio que te ayudará a desarrollar la empatía.

Medita con el Tarot

En post anteriores os he hablado de las virtudes del Tarot como herramienta de meditación. Reserva unos 15 minutos del día para meditar sobre una carta. Aislate de la realidad durante ese tiempo y piensa en los problemas diarios que quieres que la consulta resuelva.

Deposita cartas en sitios visibles

Usa los arcanos mayores y menores como recordatorios de tu devoción por el Tarot. Quizá te interese tener uno en la estantería donde dejas las llaves. ¿Has pensado emplear imanes para colgar cartas de la nevera? Cualquier sitio visible es bueno. Además, las cartas del Tarot presentan ilustraciones preciosas, así que no solo recuerdas, también decoras.

Escribe el nombre de los arcanos en un papel

Quizá no te atrevas a mostrar abiertamente las cartas. En ese caso, tanto si siques el punto uno como el tercero, puedes anotar la carta que escogiste en un papel y guardarla en el monedero o en el bolso. Cada vez que los abras, el nombre de la carta en cuestión aparecerá y te permitirá reflexionar sobre ella.

¿Qué te han parecido estos consejos para integrar el Tarot en tu día a día? Son sencillos, la verdad, y cuesta poco acostumbrarse a ellos. Pruébalos y luego me cuentas. Experimentarás rápidamente cambios en tu forma de ver el mundo y las cartas.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.