Si la semana pasada nos apareció el cuatro de oros como carta de la semana, esta semana es el turno de cinco de oros. ¡Qué casualidad! Pero en este caso, el arcano aparece invertido, lo cual es positivo dentro de ciertos límites.

El cinco de oros es una carta que simboliza adversidad material, y en especial, en lo referente a asuntos económicos. Naturalmente, esa inestabilidad hace que la vida emocional también se resienta.

Es un arcano desfavorable pero también de esperanza, ya que los pentagramas se enmarcan dentro de la vidriera de una iglesia. El mensaje aquí es que la fe en ti o en otros puede ser de gran ayuda para superar los problemas.

Carta de la semana cinco de oros

El cinco de oros invertido

El cinco de oros invertido representa en el Tarot a la recta final de una época de carestía. También el momento culminante en que esta se ensaña con nosotros. Es fácil pensar que todo es ruina y desorden, pero en es un error, la esperanza existe, tan solo hay que reflexionar largamente.

Pasar por apreturas económicas lleva al desánimo y al pesimismo, de ahí que cueste ver la solución con claridad. El cinco de oros abre la posibilidad de poner fin a la mala racha cambiando el enfoque del problema, así como reconocer nuestros propios errores.

Meditar con el cinco de oros invertido

Meditar con una carta invertida es complejo, así que la emplearemos derecha y tendremos en cuenta que la lectura que extraigamos será inversa o se prolongará durante más tiempo.

Recordad el post de cómo meditar con el Tarot, os irá bien para este caso.

De la observación detenida del cinco oros obtenemos:

  • Una alerta frente a la enfermedad, la pobreza y los elementos. Recuerda que el drama puede venir de fuera o de dentro, como una falta de confianza, un problema de salud que te preocupa, etc.
  • No estás sola. En la carta aparecen dos personajes que se apoyan mutuamente en este duro trance. Pueden representar a un noviazgo, a un matrimonio o familiares y amistades próximas. No te cierres al mundo.
  • Los desfavorecidos caminan bajo una vidriera que recuerda a las de una iglesia. Supone esperanza, fe en tu religión, en la amistad, en el amor. Una vez más, hemos de tener en cuenta que es una carta invertida, así que puede representar a un exceso de confianza en terceros, a una fe ciega que solo te ha traído problemas.
  • Los personajes están en movimiento. El problema en este caso, una vez más, es que al estar la carta invertida retroceden en lugar de avanzar. Analiza tu problema y piensa si estás moviéndote en la dirección adecuada.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.