• Arquetipos de Jung y Tarot

Arquetipos de Jung y Tarot

La psicología junguiana ahondó en la relación existente entre los comportamientos individuales y los del colectivo. Para exponer su tesis, el psicólogo suizo recurrió a los arquetipos, esencias ancestrales de las que parten muchos de los roles a los que se adhiere el carácter humano. Estas figuras tienen en los arcanos del Tarot un paralelismo muy poderoso, de ahí que resulten tan útiles en acercamientos terapéuticos.

Carl Gustav Jung fue brillante psicólogo cuya obra giró en torno al carácter simbólico de la realidad y de los sueños. Estos símbolos se consideran herencia de un pasado remoto, incluso épocas anteriores a la creación de los principales libros sagrados de la humanidad. De ahí que tanto las tallas prehistóricas como los guiones de cualquier película producida en Holywood estén conectadas por un sustrato común a la mayoría de culturas.

Los arquetipos de Jung

Carl Gustav Jung desarrolló en su psicoanálisis una simbología que reunía los principales patrones de carácter del ser humano. Si bien los arquetipos con los que trabajó son un buen número, distan de la variedad y la capacidad de combinación que tienen las cartas del Tarot.

Aun así, los paralelismos son evidentes cuando, dentro de los arquetipos juguianos, nos encontramos a ánimus y ánima, los principios masculino y femenino primordiales; la madre; el padre; el héroe; el sabio; así como arquetipos vinculados a nuestra relación interna y externa con el mundo, como la persona y la sombra.

Relaciones entre los arquetipos de Jung y el Tarot

Las relaciones entre los arquetipos de Jung y el Tarot son muchas, pero destacaré las, a mi parecer, más llamativas.

Primero, responden a imágenes universales. Aunque en el Tarot de Marsella o en el Rider-Waite nos encontremos ante un imaginario medieval, la mayoría de símbolos empleados en las cartas pueden identificarse con figuras de otras culturas. Pensad en el Sabio, por ejemplo.

Los nuevos mazos de Tarot han sabido adaptarse a esa situación mostrando imágenes que se aproximan a otras tradiciones, conectándose aún más profundamente a éstas.

Segundo, los arquetipos trabajan en muchas ocasiones dentro del terreno del inconsciente. Como las cartas del Tarot. El sueño, la empatía, la imaginación… Todas nos ayudan a comprender esos mensajes sutiles que la mente envía al exterior en la forma de un comportamiento o un cambio físico.

Por ejemplo, la relación que tengas con tus hijos responde a factores familiares y culturales hereditarios. Gracias a herramientas como el psicoanálisis o la adivinación, puedes ahondar en estos hábitos en busca de conclusiones constructivas.

By | 2017-08-25T08:46:47+00:00 agosto 25th, 2017|Tarot|Sin comentarios

Deje su comentario