De entre los animales que encontramos en el mazo del Tarot, el perro ocupa un lugar especialmente interesante. Sin duda, su aparición más llamativa es en el arcano de El Loco, brincando animosamente junto a este enigmático personaje. Ya sea guardián o guía, el perro reúne un simbolismo que supera los cinco mil años, por lo que vale la pena detenerse en su figura.

Los lobos fueron domesticados en Europa hará ya la friolera cifra de 19,000 años. Pasaron de ser lobos salvajes a la especie fiel que conocemos, por lo que no es nada extraño que el perro esté tan integrado en nuestra historia y nuestros mitos.

El perro y la muerte

En lo que sí coinciden muchas culturas es en relacionar a los perros con la muerte, con los mundos inferiores regidos por las fuerzas subterráneas y lunares. De ahí su compleja ligazón con los elementos tierra y agua, así como con los principios de lo masculino y lo femenino.

En mitología, el can Cerbero guarda las puertas de la tierra de los muertos. Igualmente, la tradición egipcia, hermética y griega los ha tenido en cuenta como guías de las almas en el más allá.

El perro y la vida

El perro también es un símbolo de vida, de protección, de civilización. En algunas culturas, los perros se enfrentan a las siempre traidoras serpientes. Otros persiguen a los malos espíritus, y en las culturas célticas, el símbolo del perro era una señal aguerrida y de valentía en batalla.

El perro y el Tarot

Los perros que aparecen en el Tarot presentan, como en la mitología, el mismo doblez simbólico. El perro que acompaña a El Loco suele representar al instinto, a nuestra parte animal, ese lado salvaje e impredecible que suele caracterizar a algunas apariciones de esta carta.

En el arcano de La Luna, una pareja de perros ladran a un crustáceo. Expresan claramente las tensiones que pueden surgir de una encrucijada elemental, pues en el arcano encontramos agua, tierra, aire y el fuego, en este caso, representado por la forma en la que se ilustra al satélite, más parecido a un sol.

Combinado con otras cartas, la presencia de un perro en la lectura puede indicar atención o falta de ella, pérdida de instinto o necesidad de prestar atención a nuestro lado impulsivo y salvaje.

La presencia de un perro en la tirada puede llegar a reducir el impacto del arcano Muerte, y más si la pregunta formulada cuenta con un contexto relacionado con la salud o con la pérdida de un ser querido.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.